Uno de los elementos que caracterizan a las mejores universidades es la calidad de sus aularios, la tecnología que está a disposición de estudiantes y profesores. Disponer de la mejor tecnología en nuestras aulas y actualizarla de forma regular es fundamental para afrontar crisis como las actuales. Las universidades con tecnología que permiten una formación interactiva real y de calidad han podido mantener durante esta pandemia sus estándares formativos.

Tenemos magníficos ejemplos en los aularios digitales de Harvard, los cuales se han puesto en marcha desde el año 2014 con el proyecto Harvard Business School Online (HBS). Han combinado un software de videoconferencias junto con hardware de televisión, con la finalidad de crear experiencias más dinámicas para los alumnos.

Fuente: Alumni Harvard Business School

Por su parte, Japón es un país puntero en tecnología y lo demuestra en muchos ámbitos. En el área educativa no se quedan atrás, fueron los pioneros en el uso de pizarras digitales, libros de estudio digitales, además, de contar con innovadoras plataformas para la impartición de clases online.

Las instalaciones del Instituto Tecnológico de Osaka , en las que imparto clases con regularidad permiten implantar modelos de formación presencial y online de forma simultánea sin que los estudiantes, que no pueden asistir a las aulas, sientan la distancia o una merma en su formación.

Aún más impresionantes son las instalaciones de la Universidad de Clemson que permiten el desarrollo de clases interactivas en formato mixto y que ahora que ha sido necesario han facilitado el mantener una normalidad en términos formativos.

Sin duda, la formación online es primordial para eliminar barreras geográficas, ofrecer alternativas de estudio y, aquellas instituciones que van un paso adelante en este sentido, con tecnologías de vanguardia liderarán la educación del futuro.

 

Escrito por Juan M. Corchado

Juan Manuel Corchado (15 de Mayo de 1971, Salamanca, España) Catedrático en la Universidad de Salamanca. Ha sido Vicerrector de Investigación desde el 2013 hasta el 2017 y Director del Parque Científico de la Universidad de Salamanca. Elegido dos veces como Decano de la Facultad de Ciencias, es Doctor en Ciencias de la Computación por la Universidad de Salamanca y, además, es Doctor en Inteligencia Artificial por la University of the West of Scotland. Dirige el Grupo de Investigación Reconocido BISITE (Bioinformática, Sistemas Inteligentes y Tecnología Educativa), creado en el año 2000. Director del IOT Digital Innovation Hub y presidente del AIR Institute, J. M. Corchado también es Profesor Visitante en el Instituto Tecnológico de Osaka desde enero de 2015, Profesor visitante en la Universiti Malaysia Kelantan y Miembro del Advisory Group on Online Terrorist Propaganda of the European Counter Terrorism Centre (EUROPOL). J. M. Corchado ha sido presidente de la asociación IEEE Systems, Man and Cybernetics, y coordinador académico del Instituto Universitario de Investigación en Arte y Tecnología de la Animación de la Universidad de Salamanca e investigador en las Universidades de Paisley (UK), Vigo (Spain) y en el Plymouth Marine Laboratory (UK). En la actualidad compagina toda su actividad con la dirección de los programas de Máster en Seguridad, Animación Digital, Telefonía Movil, Dirección de Sistemas de Información, Internet de las Cosas, Social Media, Diseño e Impresión 3D, Blockchain, Z System, Industria 4.0, Gestión de Proyectos Ágiles y Smart Cities & Intelligent Buildings​, en la Universidad de Salamanca y su trabajo como editor jefe de las revistas ADCAIJ (Advances in Distributed Computing and Artificial Intelligence Journal), OJCST (Oriental Journal of Computer Science and Technology) o Electronics MDPI (Computer Science & Engineering section). J. M. Corchado desarrolla principalmente trabajos en proyectos relacionados con Inteligencia Artificial, Machine Learning, Blockchain, IoT, Fog Computing, Edge Computing, Smart Cities, Smart Grids y Análisis de sentimiento.