Shanghai es una ciudad que trabaja para desarrollar distritos inteligentes y convertirse en referente entre las Smart Cities. Parece difícil visualizar, que este propósito se haga una realidad dado el tamaño y el nivel de crecimiento que está experimentando.

 

Este centro de despacho de Beijing controla la mayoría de las líneas de voltaje ultra alto de China y monitorea el uso de energía renovable.

En todo caso, sin duda, el nivel de control y de tecnificación de algunos de los servicios municipales es asombroso y la tecnología que utilizan es referente en su ámbito. Merece la pena conocer qué y cómo están gestionando la ciudad para aprovecharnos de sus casos de éxito, y no cometer algunos de los errores que conlleva una fuerte implantación tecnológica sin tener en cuenta aspectos que afectan a algunos ciudadanos, por pocos que estos sean.

Una buena planificación urbanística, que establezca como prioridad el bienestar de sus ciudadanos, aunado a la aplicación de nuevas tecnologías y profesionales talentosos, contribuyen a que ciudades como Shangai, se posicionen como un lugar de referencia en cuanto a innovación a nivel mundial.

 

Podemos extraer muchas ideas de este tipo de ciudades para aplicarlas en nuestro país, por tanto, los especialistas en la materia serán los más solicitados. Puedes ser parte de ellos, con nuestro Máster en Smart Cities & Intelligent Buildings por la Universidad de Salamanca.

 

Escrito por Juan M. Corchado

Catedrático en el Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Salamanca. Director del Grupo de Investigación BISITE // Full Professor in Area of Computer Science and Artificial Intelligence at University of Salamanca. Director of the BISITE Research Group