Hace unos días publiqué un artículo en el diario El Mundo Innovadores relacionado con una de las series más famosas del momento; Juego de Tronos, en la cual hemos sido testigos de un trabajo con actores de primera, con una trama que engancha, aunado a las locaciones excepcionales y una música bien pensada, pero, sobre todo los efectos especiales, han hecho esta serie una de las más exitosas.

Todo esto gracias a la Inteligencia Artificial, a partir de animaciones digitales y algoritmos han logrado que a lo largo de la serie se hayan sucedido momentos únicos y de gran realismo.  Con herramientas como Massive se pueden crear de forma rápida y sencilla agentes inteligentes y replicarlos por miles y/o millones. Estos agentes inteligentes pueden representar personas, animales u objetos y aunque todos parten de un modelo común, tienen peculiaridades que los hacen únicos entre los demás.

Los efectos que actores reales no pueden realizar, diseñados a detalles con técnicas especiales, usadas en otras grandes producciones como Avatar, El Señor de los Anillos, sólo por nombrar algunas. En esta línea seguramente se seguirán desarrollando las producciones del futuro, hay innumerables herramientas para hacer desarrollos con IA, como es el caso de TensorFlow o Spark.

En este sentido, es necesario democratizar el uso y creación de estas aplicaciones y de la IA; ya que seguirán en auge; por tanto, plataformas como Global Intelligence, permiten el uso de algoritmos inteligentes y la creación de herramientas específicas para el tratamiento de datos obviando la complejidad de estos algoritmos.

Podéis ver el artículo en la versión impresa del diario El Mundo Innovadores, con fecha  23 de abril de 2019.

 

Escrito por Juan M. Corchado

Catedrático en el Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Salamanca. Director del Grupo de Investigación BISITE // Full Professor in Area of Computer Science and Artificial Intelligence at University of Salamanca. Director of the BISITE Research Group