La rapidez en el diagnóstico y tratamiento ha generado la necesidad de implementar las TIC en el ámbito de la medicina. El desarrollo tecnológico ofrece al sistema sanitario una mejora sustancial en los equipos médicos proporcionando beneficios desde el punto de vista económico y de tratamiento. Dichas mejoras aumentan, sin duda, nuestra calidad de vida.

Son numerosas las tecnologías que se están aplicando en el campo de la medicina, las más importantes van en la línea big data, cloud computing o la tecnología móvil que se destinan a la monitorización a distancia de las constantes vitales, difusión de información entre centros o el eHeath.

Este es una de las líneas en la que el Grupo de investigación BISITE, viene realizando numerosos proyectos como Aescolapius (una silla de ruedas que puede ser controlada por voz, mediante un smartphone o incluso a través de un casco que recoge e interpreta los estímulos cerebrales), ALTAIR (que calcula a través de los vasos de la retina, el riesgo de sufrir patologías cardiovasculares), CHUPACHUPS KIT: “we can be héroes” (evita los efectos secundarios de las personas con cáncer durante la quimioterapia), EKG MOBILE (monitorización de electrocardiogramas en dispositivos móviles), HOME CARE (controla la domótica del hogar a través de la televisión), y muchos más que puedes encontrar aquí.

Todos estos proyectos demuestran la gran relación entre las nuevas tecnologías y el progreso de la medicina moderna. Actualmente es imposible entender una si la otra por lo que el desarrollo de investigaciones en este sentido es fundamental.

Escrito por Juan M. Corchado

Catedrático en el Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Salamanca. Director del Grupo de Investigación BISITE // Full Professor in Area of Computer Science and Artificial Intelligence at University of Salamanca. Director of the BISITE Research Group