El desarrollo tecnológico ha dejado atrás la simple conexión entre personas para evolucionar a la conexión de todo tipo de objetos entre sí gracias al uso de sensores y otros mecanismos se permiten la interconexión e interactuación con los dispositivos que nos rodean.

Con el Internet de las cosas (Internet of things) la transformación de nuestro entorno es evidente. Conseguir que objetos cotidianos envíen información a la nube o actúen de forma autónoma facilita y agiliza el día a día de la sociedad, desde el cuidado de personas dependientes hasta un sinfín de tareas cotidianas.

En Grupo BISITE somos conscientes de las posibilidades y el enorme futuro del IoT por lo que trabajamos activamente con una línea de investigación potente, desde la implementación de redes inalámbricas de sensores hasta la incorporación de algoritmos para la recepción y fusión de los datos recogidos desde los sensores.

Nuestro grupo de investigación ha utilizado la tecnología que le proporciona el IoT para generar diversos proyectos como la silla de ruedas AESCOLAPIUS; el proyecto Hawk Multicopter; HomeCare y un largo etcétera que puedes descubrir en aquí.

 

Sin duda, el IoT tiene mucho camino que recorrer aún por lo que seguiremos trabajando para lograr proyectos que puedan mejorar la calidad de vida de las personas.

Escrito por Juan M. Corchado

Catedrático en el Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Salamanca. Director del Grupo de Investigación BISITE // Full Professor in Area of Computer Science and Artificial Intelligence at University of Salamanca. Director of the BISITE Research Group