La empresa Big Bang Box diseña un proyecto donde los niños aprenden y refuerzan materias a través de libros, videojuegos, aplicaciones y series de televisión.

Entras en una tienda y las opciones se multiplican, pero tienes dos preocupaciones: que le guste y que sea seguro. Los juguetes son la primera opción cuando un niño tiene que ir a una fiesta de cumpleaños. Sin embargo, son mucho más que un simple divertimento.

(…)

La iniciativa sirve para que los niños aprendan y refuercen materias a través de libros, videojuegos, aplicaciones, juguetes y series de televisión. Su peculiaridad reside, según expresa, en tener a los protagonistas fuera de las pantallas.

(…)

La novedad reside, por tanto, en tener una narrativa vinculada entre distintos medios con una tecnología que todavía no se ha aplicado a la industria, apunta. “Somos los primeros donde se ha integrado de esta forma la tecnología, con lo cual evitamos correr riesgos tecnológicos, ya que es una tecnología madura y probada en otras industrias, pero somos los primeros en aplicarlo de esta forma al entretenimiento y la educación de nuestros niños”.

 

Descargar el reportaje en este enlace.

 

 

Escrito por Juan M. Corchado

Vicerrector de Investigación y Transferencia - Universidad de Salamanca // Vice President for Research and Technology Transfer - University of Salamanca