Las empresas del Parque Científico ofrecen soluciones para acabar con el mal olor de los establos y aplicaciones de móvil que avisan al agricultor de cuándo puede surgir una enfermedad.

La Feria Agropecuaria de Castilla y León, Salamaq, ha acogido durante su celebración diferentes actos de presentación de los proyectos que actualmente se llevan a cabo con el fin de favorecer el sector primario de la comunidad. Es el caso de Ficosterra, una de las empresas situada en el Parque Científico y que presentó su nuevo proyecto en el que se aprovechan las algas del mar para utilizarlos en las explotaciones ganaderas y reducir los malos olores orgánicos, como refleja el reportaje publicado por La Gaceta de Salamanca.

Además, el investigador José Abel Bote presentó una aplicación móvil para saber cuándo tienen que regar o abonar los agricultores, creando sus propios sensores, más económicos que los de la competencia, y permitiendo enviar los datos cada 10 minutos a una plataforma.

La posibilidad de transferir el conocimiento de la Universidad a nuestro campo y sus profesionales es la mejor manera de generar riqueza en un sector fundamental de nuestra economía. Por eso seguiremos haciendo todo lo posible por colaborar de manera conjunta con la Diputación de Salamanca desarrollando proyectos de investigación que lleven la innovación a nuestro campo.

 

Escrito por Juan M. Corchado

Vicerrector de Investigación y Transferencia - Universidad de Salamanca // Vice President for Research and Technology Transfer - University of Salamanca