El saneamiento de 25 millones se ha producido gracias a las transferencias de capital realizadas por la institución académica.

Cuando se construyó el Parque Científico en 2006, la Universidad de Salamanca adquirió una deuda de 23 millones de Salamanca , como recuerda el reportaje publicado por el diario La Gaceta.

Esta deuda alcanzó su cifra máxima en 2008 cuando subió a 36 millones de euros, debido a la suma de las cantidades solicitadas para el equipamiento científico. Poco a poco las cifras fueron descendiendo y a raíz de la puesta en marcha de algunos edificios, la cifra ha pasado a ser de 11 millones.

Que se mantenga esa cantidad, dependerá del resultado de la liquidación de la cuenta de la Universidad en el año 2016.

 

 

 

Escrito por Juan M. Corchado

Catedrático en el Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Salamanca. Director del Grupo de Investigación BISITE // Full Professor in Area of Computer Science and Artificial Intelligence at University of Salamanca. Director of the BISITE Research Group