Un equipo de expertos internacionales ha logrado identificar varios genes que están alterados frecuentemente en los linfomas de células T periféricos de “origen poco claro”.

Esta investigación ha contado con la colaboración del Profesor Xosé Bustelo, del Centro de Investigación del Cáncer y el trabajo científico ha sido publicado en la Proceedings of the National Academy os Sciences os the United States, la revista oficial de la Academia de Ciencias de Estados Unidos.

Los linfocitos T son las células de la sangre encargadas de destruir las células malignas que se originan ocasionalmente en los órganos, así como aquéllas que han sido infectadas por virus y otros patógenos. También son responsables de regular otras células del sistema inmune que median la destrucción de agentes externos que invaden de manera habitual el organismo. Pese a estas funciones positivas, los linfocitos T sufren en algunos casos alteraciones genéticas que los hacen pasar de agentes protectores a células malignas causantes de tumores.

Uno de los cánceres más frecuentes que se originan a partir de estas células son los denominados linfomas de células T periféricas. Estos tumores presentan una alta incidencia entre un 10 a un 15% de todos los tumores que se originan de las células de la sangre caracterizándose por exhibir una alta malignidad y agresividad.

Sin duda, una excelente noticia, ya que estas investigaciones podrían facilitar el desarrollo de tratamientos farmacológicos más efectivos contra el cáncer a largo plazo.

Descargar la noticia en pdf

Noticia publicada en los medios de comunicación:

Escrito por Juan M. Corchado

Vicerrector de Investigación y Transferencia - Universidad de Salamanca // Vice President for Research and Technology Transfer - University of Salamanca